Medalla conmemorativa Museo Valle-Inclán

Jornadas de homenaje a Valle-Inclán. Anoche, en el auditorio del Museo del escritor en A Pobra do Caramiñal, tuvo lugar la presentación de la Medalla conmemorativa de una dupla efeméride: 150 aniversario del fausto céltico arousano y 40 aniversario de la declaración de la torre que alberga su Museo en Arousa Norte como “Monumento Nacional de carácter historico artístico”.

Intervinieron en su presentación Antonio González Millán, director del Museo Valle-Inclán, como entidad promotora de esta iniciativa, y Gonzalo Sánchez Mendizábal, como escultor encargado de su autoría. Ambos explicaron ante el público congregado los orígenes, motivaciones y fuentes, que inspiraron una pieza artística editada para satisfacer la demanda del coleccionismo.

Gonzalo Sánchez Mendizábal, un escultor con estudio profesional en Madrid muy vinculado a Pobra do Caramiñal, con obras en colecciones y ciudades como Nueva York, Londres, Berlin. Roma, Madrid, y tratadista de escultura, comentó haber recibido el encargo del propio director del Museo Valleinclanano de O Caramiñal hace tres años. Así como los motivos y lemas que la medalla debería recoger para la posteridad. Al tratarse de una obra de cuidada calidad y alto sentido simbólico, dedicada a un escritor de prestigio para la literatura mundial y a una de sus residencias más queridas, distinguida con la mayor cualificación que puede recibir un monumento del país.

La medalla resultante ofrece estás características:

Metal: bronce
Técnica: fundición
Dimensiones: 90 mm (diámetro) x 0,70 mm (grosor)
Peso: 550 grms.

Anverso. Al centro, efigie del escritor, girada a su izquierda. Leyenda, MUSEO DE DN. RAMON MARIA DEL VALLE-INCLAN * MMXVL *

Reverso. Al centro, tondo clásico con la sirena presente en la fachada principal del inmueble. Leyenda: MI CASA DE LAS TORRES DE BERMUDEZ * LA CASA MAS BONITA DE GALICIA *

Como notas del mayor interés, se indica, que el retrato numismático de don Ramón del Valle-Inclán, obedece a un concienzudo estudio previo del corpus fotográfico de sus retratos clásicos. Al efecto de recrear fielmente el rictus y las peculiaridades del rostro. Siendo finalmente modelado a partir de una imagen captada por el justamente afamado retratista madrileño Alfonso. Asimismo, la frase admirativa de la Torre – Museo fue pronunciada por el universal literato gallego en declaraciones de prensa efectuadas al diario EL PUEBLO GALLEGO, en 1922. Manifestación que testimonia el gran aprecio que el “Señor del Caramiñal” sintió por el palacete renacentista de A Pobra.

Desde este 14 de octubre la pieza está en venta al público. Por un importe inicial de 50 €. La tirada de su edición será de hasta 500 ejemplares. Fundidas por encargo al autor a través de las solicitudes que reciba el Museo. Para garantizar la autenticidad de cada pieza, estás irán grabadas con el anagrama del artífice y numeración individual, además del correspondiente certificado.

Se trata en definitiva de esa pieza imprescindible en la galería de todo coleccionista y en el equipaje de todo visitante al Museo de Valle-Inclán y A Pobra do Caramiñal. De la inversión en una obra de arte revalorizada como pieza de escultura excepcional.

Sin duda un buen regalo para quien sienta aprecio por el valor del arte bien hecho.

dsc_9258-1 dsc_9261-1


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *