‘El viento que empuja la dorna’ de Eduardo Romero Rueda

‘El viento que empuja la dorna’ de Eduardo Romero Rueda
El autor granadino publica su primera novela. Cuenta la historia de Germán Valdomar, huérfano e hijo bastardo

CÍRCULO ROJO.- Eduardo Romero Rueda publica su primera novela „El viento que empuja la dorna‟ de la mano de Editorial Círculo Rojo. En ella se cuenta la historia del cacique, a su pesar, Germán Valdomar, que se ve forzado a ocupar un cargo que el azar vino a darle. „El viento que mueve la dorna‟ ha tardado en ver la luz cerca de dos años y medio, por la gran labor de investigación y documentación que lleva consigo. El autor, que aunque es de Granada está enamorado y reside temporalmente en Galicia, destaca de su novela que: “dentro de la trama novelística, que la hay, el principio y el auge de las conserveras en la Ría de Arousa y en toda Galicia”. La obra nos traslada a un contexto histórico real de 1900, con personajes tan ilustres como Valle Inclán y Castelao, así como el impacto de la I Guerra Mundial en la economía gallega. „El viento que empuja la dorna‟ es la historia de soledad de un cacique que no quiere serlo, dentro de una trama de abusos, personajes literarios, crímenes y venganzas. El lector que se adentre en sus páginas también encontrará a los primeros traficantes de drogas, huelgas y naufragios reales, que marcaron la historia de la Ría de Arousa.

SIPNOSIS

Germán Valdomar. Un cacique a su pesar. Un noble corazón en una ambigua y forzada actitud déspota, por ocupar un puesto de mando y privilegio que el azar vino a darle. ¿¡O viceversa!? Un corazón duro en una sensible y sentimental coraza. Es su propio dilema. ¡Que el lector decida! Le tocó nacer en un tiempo antiguo, de amos y serviles: y Germán ejerció de lo primero y más tarde arrepintió. Capaz de las más tiernas y generosas acciones por amistad, o por amor. Y de las más injustas decisiones por el poder que el destino le dio: autocracia, despotismo, venganza y crimen. Lleva del orfanato en la sustancia de su materia, el carácter impreso de la defensa propia, y eso le da la pátina de un sobreponerse a la adversidad. Y al mismo tiempo, la impronta adquirida de no tenerle miedo al miedo. ¿Infortunio?: ¡Ya, nada más que perder!, ¡Solo olvidar!, ¡Todo por recuperar Le obsesiona y carga como una pesada loza, la frase: “Eres tan pobre, que solo tienes dinero”, que alguien le dijo, como una maldición que ha de llevar a cuestas. Pero el mundo a su alrededor no conoce la riqueza que también da la soledad, si a esta la acompañas de un apacible o impetuoso mar, un bello paisaje, una vela al viento, un buen libro y una espléndida música. Aunque solo sea para sus solos cinco sentidos. ¡Y nada más!

AUTOR

Graduado Social Diplomado por la Universidad de Derecho de Granada y empresario jubilado. Comparte su tiempo entre Granada y A Pobra do Caramiñal. Enamorado de Galicia, de su folclore, su historia y sus gentes, pasa placenteras y largas temporadas en A Pobra do Caramiñal, donde tiene domicilio y magníficos amigos. Aficionado a la navegación y a la pesca, encuentra en la Ría de Arousa el complemento vital de una vida de retiro. Sin la obligación del cotidiano trabajo. Se estrena en la novela con esta historia, centrada en el pueblo que tan bien le ha acogido. Y ahondando en el carácter del pueblo gallego, sus ancestrales creencias, su idiosincrasia, los escritores que parió esta tierra, e inspirado por el mágico influjo de las musas que tanto andan por aquí, ha querido plasmar la vida de un mundo antiguo, donde las clases dominantes ejercían un derecho (No divino, no humano), que solo el linaje de cuna o los capitales otorgaban

El viento que empuja la dornalibro 1


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *